Misión y Visión
 

Misión  

Nuestra misión es construir el submarino Baldomero Castañares VP1, un submarino bastante hermético de alto standing que llegará a Marte. Lo fabricaremos de forma sostenible (excepto cuando hagamos inmersión, puesto que ahí no debe sostenerse, sino hundirse) en el desarrollo de nuestras actividades para la sociedad, ciudadanos, clientes, trabajadores, accionistas y todo Cristo en general, siendo el grupo líder en el sector de los submarinos que presta un servicio de calidad mediante el uso de fuentes energéticas respetuosas con el medioambiente y todo ese rollo, que innova, que está comprometido con la lucha contra el cambio climático y el deshielo de los osos polares a través de toda su actividad empresarial, y con la generación de empleo en su entorno, y que considera a sus empleados un activo estratégico incluso cuando vienen a trabajar cocidos, que es casi siempre (excepto los sábados y domingos, que no vienen a trabajar). Fomentamos su desarrollo y formación para que no sigan siendo unos cabestros y aplicamos medidas de conciliación, favoreciendo la igualdad de oportunidades y un entorno de trabajo amigable y respetuoso (por ejemplo, solo está permitido apuñalar a un compañero si hay motivo y cara a cara, nada de ir por detrás). Todo ello, en el marco de nuestra estrategia de responsabilidad social y de cumplimiento de las normas tributarias, cuando no haya más remedio.

 

Visión 

Queremos ser el grupo líder en el sector de los submarinos náuticos que protagonice un futuro mejor desde el punto de vista submarinoso creando valor de forma sostenible, incluso con amapolas y tontos sonriendo si es necesario, y siempre con un servicio de calidad para las personas: ciudadanos, clientes y accionistas. Además, queremos ser referente por nuestros firmes compromisos con los principios éticos y la transparencia, la seguridad de las personas, la calidad y la excelencia operativa, la innovación, el cuidado del medio ambiente aunque haya cocodrilos con malas pulgas, la orientación al cliente y los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la Organización de las Naciones Unidas, aunque no tenemos ni puta idea de esto último, pero por si acaso no queremos llevarle la contraria a muchas naciones a la vez. Haremos posible todo lo anteriormente expuesto gracias al trabajo de nuestros empleados y de las personas que trabajan con nuestros proveedores, a los que cuidamos ofreciendo todos los recursos en formación y medidas de conciliación que están a nuestro alcance para su desarrollo y para potenciar la igualdad de oportunidades (por ejemplo, si uno es más tonto que Pichote y le cuelgan los mocos, va a tener las mismas oportunidades que cualquier otro, como debe ser).