Plan Estratégico Exponencioso
 

 

Proyecto Marte Plus 4.0 es una misión casi imposible, al alcance solo de un grupo de elegidos. Para lograr el éxito, es necesaria una planificación minuciosa y tener contempladas todas las posibilidades. El Plan Estratégico Exponencioso, desarrollado por el Doctor Gominolo, consta de quince puntos en los que se establecen las premisas, criterios y decisiones que deben observarse para que la misión resulte un éxito.

1) El objetivo de Proyecto Marte Plus 4.0 es fabricar el submarino Baldomero Castañares VP1, capaz de llegar al Planeta Marte, que está bastante lejos, por no decir en el quinto coño.

2) Proyecto Marte Plus 4.0 es la culminación de la trayectoria empresarial de Submarinos Viuda de Antolín, sociedad especializada en la fabricación de hebillas para cencerros.

3) El líder de Proyecto Marte Plus 4.0 soy yo, Don Anacleto Gominolo Carrascosa, Doctor en Física Cuántica y diseñador de circuitos para carreras de sacos. De igual manera que Isaac Perales pasó a la historia por inventar el submarino, yo alcanzaré la celebridad por crear un submarino extraordinario.

4) El coste estimado de Proyecto Marte Plus 4.0 está sin estimar. Lo normal es que sea poco.

5) El diseño del submarino Baldomero Castañares VP1 será totalmente secreto. Esto es para que no nos copien los de la NASA, que llevan unos años estancaos.

6) A ver si fichamos a un tío que sepa manejar el ordenador, para que haga los dibujos.

7) Todos los procesos de fabricación desarrollados en el ámbito de Proyecto Marte Plus 4.0 serán controlados por un Comité de Seguimiento y Supervisión, con el fin de garantizar la funcionalidad y calidad del submarino. Por ejemplo, si algún cabestro suelda la escotilla, el Comité de Seguimiento y Supervisión emitirá una nota de no conformidad. Si se dan cuenta, claro.

8) En el taller de soldadura, habrá que poner máquinas de soldar. Que no se nos olviden, porque podemos quedar como Cagancho en Almagro.

9) Importante: los tornillos tienen un sentido para apretarlos y otro para soltarlos. A ver si estamos atentos, porque un submarino con los tornillos sueltos posiblemente andará peor.

10)  Cuando sepamos para qué sirve el depósito de combustible, veremos si lo ponemos o no. Lo que no quiero es hacer las cosas porque sí.

11) Como vea a un tuercebotas que suelta jabalises en el taller de pintura, me lo cargo.

12) La tripulación del submarino Baldomero Castañares VP1 estará formada por pilotos de élite, con la mayor preparación técnica posible. Por tanto, si uno es gilipollas, no vale.

13) Cuando lleguemos a Marte, aparcaremos el submarino a la sombra. Esto es importante porque iremos en agosto.

14) Después de eso, seguro que se nos ocurre algo que hacer.

15) Llevaremos cacahuetes, por si hay monos.